Baguette o Demi-baguette para rellenar en una mesa de fiambres


Las medias baguettes cortadas al medio en sentido longitudinal, se utilizan, en este caso, para untar con mayonesa, mantequilla u otra salsa y se completa con rodajas de fiambre, lechuga, tomate y todo cuanto se nos ocurra y sea de nuestro agrado. Quedan originales y deliciosas, ideales en una mesa de fiambres. Se emplean mucho en los desayunos franceses para untarlas con mermeladas, mantequilla, miel. En Francia se la conoce como Demi baguette y en Estados Unidos como tiers y laboyries. A mediados del siglo XIX empezaron a funcionar los primeros hornos a vapor. Ayudando a que la corteza fuese crujiente y la miga blanca con agujeros que son las características que mantienen hoy día este pan. Según dicen este pan sería un pan elaborado en Viena, Austria, aprovechando el nuevo horno a vapor.

Cantidad: 24

INGREDIENTES
1kg de harina 000 (significa 3 ceros o la que consigan)
½ cucharada de sal
50gramos de levadura fresca o 1 y 1/2 cucharada de levadura en polvo o granulada
2 cucharadas de leche en polvo (si no la tienen la pueden obviar)
¾ taza de mayonesa
1 cucharada de azúcar
½ taza de aceite (125cc)
2 tazas de agua tibia aproximadamente (500cc)


PREPARACIÓN
La masa se puede armar tanto a mano como en la batidora utilizando la lira (que es apropiada para armar masas más que el gancho).
Volvemos a repetir que quien no tenga una batidora grande como para que el motor resista la fuerza que tiene que hacer, se hace a mano.

En este caso empleamos una batidora de mayor potencia.

Colocamos la harina en el bol, el azúcar y la leche en polvo.
Mezclamos o desgranamos la levadura con la harina.
Agregamos la mayonesa, el aceite y una taza de agua.

Lo ponemos en la batidora y la hacemos funcionar de a poco hasta ver si tiene suficiente líquido como para armar la masa.
Si encontramos que está muy seca le vamos agregando agua hasta ver que se forma bien la masa.

La volcamos sobre una mesa enharinada y la amasamos un poco.
Rápidamente la masa toma punto ya que anteriormente se batió en la batidora.

Estiramos la masa con las manos y la regresamos nuevamente y así continuamos amasando unos minutos hasta notar que no se pega para nada en la mesa ni en las manos. Además de estar elástica y blanda.

Se pone en un recipiente enharinado se cubre con papel film o nailon y se deja descansar para que la masa se relaje y leve hasta duplicar su tamaño.

Una vez levada se apoya sobre la mesa ligeramente aceitada y se trabaja con las manos hasta quitarle todo el aire acumulado y retorne a su tamaño original.

Luego se divide en porciones de 90gramos aproximadamente. Si no se tiene balanza se divide la masa en tantas partes iguales como cantidad de Demi-baguette deseemos elaborar.

Como se arman las baguette.
Se toma una porción de masa y se estira con el palote un poco solamente.
Luego arrollamos la masa y con las manos le damos forma de baguette.
Más panzona en el centro y afinadas las puntas.

Se van acomodando en una placa limpia, dejando una separación pequeña entre una y otra. Se cubren con un paño y se dejan levar hasta que se noten infladas y que tienden a tocarse.

Mientras, se va calentado el horno a 200º bien caliente y se pone en la base un recipiente con agua para que al calentar salga vapor y la baguette se cocine con él.

Con un cutter, (trincheta) o cuchillo bien afilado se le hacen dos o tres cortes a las Demi-baguette. El corte debe ser realizado en forma correcta para que la pieza una vez cocida adopte la forma de baguette.

La posición del cuchillo es fundamental. Éste debe estar en posición casi horizontal y no vertical. Al cortarlo horizontalmente, las dos masas se separan lentamente y el tiempo en que permanece la superficie del corte en forma extensible y elástica es mayor, y deja que salga el gas carbónico durante la cocción.

Realizando el corte de la otra forma, al poner el pan en contacto con el calor del horno hace que el corte se abra quedando desgarrado y bastante más chato. Lo que desmejora el aspecto de la baguette.

Se pincela con huevo batido y se esparcen semillas de sésamo.

Cocinar durante 20 o 25 minutos dependiendo de cada horno.