Masa básica de pan de maíz dulce


Cantidad: 2 panes grandes

INGREDIENTES
Espumado
70 gramos de levadura fresca ( o 2 y 1/2cdas. de levadura seca )
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
1/2 taza de leche tibia

Masa
1/2kg de harina (500gramos)
100 gramos de harina de maíz ( de cocimiento rápido )
1 cucharadita de sal
3 huevos
1/2 taza de azúcar ( 100 gramos )
1 cucharada de ralladura de limón
2 cucharaditas de esencia de vainilla
70 gramos de manteca ( mantequilla ) o manteca vegetal


PREPARACION
Espumado. Poner en una taza grande, la levadura, el azúcar y la harina.
Agregarle la leche tibia e ir mezclando hasta que se forme una crema.
Tapar el recipiente y dejar espumar durante 10 minutos en un lugar cálido.

Masa. Poner en un recipiente, la harina, la harina de maíz y la sal.
Mezclar y reservar.

En otro recipiente, poner los huevos, mezclarlos y agregarles el azúcar, la ralladura de limón, la vainilla y la manteca derretida.
Incorporar esta mezcla a las harinas revolviendo groseramente hasta que esté incorporada.
Verter la levadura espumada y continuar mezclando hasta que esté todo unido.
Enharinar la mesa y volcar la preparación.
Trabajarla con las manos hasta terminar de armar la masa.

Amasado. Comenzar a amasar ayudándose con un poco de harina, incorporando de a poca cantidad cada vez que se necesite.
A medida que se va trabajando, la masa se va transformando en más sedosa, elástica y deja de pegarse en las manos y en la mesa.
Este proceso se realiza en aproximadamente 10 minutos.
Se pone en un recipiente con capacidad suficiente para que la masa pueda expandirse sin dificultad.

Levado de la masa. Se cubre el recipiente con papel film (plástico, poliuretano) y luego con un paño.
Esto permite que la masa genere calor levando más rápido.
Se deja en reposo en un lugar templado durante 30 minutos o hasta que haya duplicado su volumen.

Armado de los panes. Una vez que la masa ha levado se vuelca sin tocarla, sobre la mesa ligeramente enharinada o aceitada. Se trata la masa con delicadeza moviéndola en forma suave lo que permite retirarle el aire acumulado y que vuelva a su tamaño original. Es lo que se llama desgasificar la masa.
Se divide en dos partes. Se toma una de las partes y se forma un rollo.
Este rollo o cilindro se gira sobre la mesa hasta lograr el tamaño deseado.

Se coloca en moldes de budín inglés untados con manteca o aceitados de 32×8.
Se realiza lo mismo con la otra mitad. También se les puede dar forma de pan flauta o trenzado. Eso es a gusto.
Se cubren los panes con un paño y se colocan sobre la cocina y se dejan levar hasta que lleguen a casi el borde del molde. Mientras los panes levan se calienta el horno a temperatura moderada de 180º.

Cocimiento de los panes. Se ponen los panes en el horno y se dejan cocinar durante 12 o 15 minutos aprox.
Se retiran y se pintan con la mezcla de una yema y una cucharada de agua ligeramente batida. Se espolvorea con un poco de harina de maíz.
Se terminan de cocinar, aumentando un poco la temperatura 190º dejándolos hasta que estén cocidos y bien dorados.