Pan casero rápido de frutillas

No todos los panes llevan levadura, hay un sector de panes rápidos que empleando polvo de hornear (levadura química) es suficiente para obtener panes sobre todo dulces, de sabores increíbles. A este pan le hemos incorporado atrevidamente pimienta negra que realza el sabor de las frutillas.

Porciones: 12

INGREDIENTES
150gramos de mantequilla pomada
1 y ¼ tazas de azúcar impalpable (160 gramos aprox) (glas, pulverizada, lustre)
3 yemas
300gramos de frutillas
3 y ½ tazas de harina (420gr)
3 cucharaditas de polvo de hornear (levadura química)
1 taza de almidón de maíz (espesante, fécula)
3 claras
Ralladura de naranja
1 cucharada de pimienta negra recién molida (o a gusto)
3 claras
1 cucharada de azúcar común

Baño de azúcar
1 taza de azúcar impalpable
Kirsch o licor de frutilla o cointreau

PREPARACION
Lavar las frutillas con el cabito.
Escurrirlas bien, retirar el cabito de cada una y procesarlas hasta formar un puré.

Agregarle la pimienta a gusto y reservar.

Aparte, batir la mantequilla con el azúcar impalpable hasta formar una crema.
Añadirle de a una las yemas mezclando bien.
Perfumar con la ralladura de naranja.

Cernir la harina, el almidón de maíz y el polvo de hornear.
Incorporar el licuado de frutillas a la preparación anterior, alternando con la harina.
Batir las claras con 1 cucharada de azúcar común hasta que estén bien semibatidas y hayan aumentado.

Agregarle la mitad revolviendo en forma común y la otra mitad en forma lenta y envolvente.

Enmantecar y enharinar un molde de budín inglés.
Verter la masa obtenida y cocinar en horno precalentado 180º durante 45 minutos o hasta que al introducir un palito de brochette en el centro, éste salga sin nada adherido.

Preparar el baño poniendo el azúcar en un tazón.
Agregarle de a gotas la bebida elegida hasta formar una crema que tenga la consistencia necesaria como para bañar el pan.

Volcar el baño apenas salga el pan del horno.
Dejar enfriar para luego desmoldar, pero pasando cada tanto un cuchillo alrededor del molde para que el baño no se seque e impida desmoldarlo sin romper.

Una vez frío, se puede congelar en porciones o entero guardándolo en bolsas de freezer durante 3 meses.