Pancitos caseros

Pancitos caseros
Pancitos caseros

Pancitos caseros ideales para rellenar, o simplemente para untar

¡Una receta que no falla, que puedes seguir con total confianza, sabiendo que obtendrás unos pancitos caseros excelentes, que todos te elogiarán!

 

Pancitos caseros
Pancitos caseros

Cantidad: 18 pancitos

INGREDIENTES
Fermento
30 gramos de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca
1 cucharadita de azúcar
3/4 taza de agua tibia ( 180cc. )

Masa
50 gramos de grasa de cerdo ( manteca de cerdo )
2 cucharaditas de sal
2 cucharadas de azúcar
1 taza de agua caliente
5 tazas de harina ( 600 gramos )

PREPARACION
Preparación del fermento.
Se pone en un recipiente chico la levadura junto con el azúcar.
Agregar el agua tibia y revolver hasta que esté todo disuelto.
Tapar el recipiente y dejar durante 10 minutos o hasta que la levadura haya leudado.

Preparación de la masa.
Poner en un bol la grasa de cerdo, la sal, el azúcar y el agua caliente.
Revolver bien y luego dejar entibiar.

Una vez tibia la preparación, incorporar la mitad de la harina cernida mezclando bien.
Luego se incorpora la levadura se mezcla nuevamente y luego se agrega el resto de la harina.
Se vuelca sobre la mesa enharinada y se trabaja hasta formar una masa.

Amasado.
Se va amasando en forma lenta pero enérgica hasta que la masa se torne sedosa, elástica y no se pegue.
Se forma un bollo que se alisa bien con las manos.
Se coloca dentro de una bolsa de nailon ( plástico o poliuretano ) se cubre con un paño y se deja en un lugar templado hasta que duplique su tamaño.

El tiempo que puede llevar este proceso es de aproximadamente 30 minutos.
El mismo puede variar de acuerdo a la calidez del lugar donde se encuentre.

Armado de las piezas.
Una vez levada se vuelca sobre la mesada ligeramente aceitada y se hunde el puño en la masa para quitarle todo el aire.
Se divide la masa en partes iguales y del tamaño que nos gusten los panes.
Se les dan forma redonda u ovalada o ambas.

Se acomodan en una placa de horno limpia, sin enmantecar y se cubren con un paño.
Se dejan descansar 10 minutos sobre la cocina mientras el horno se calienta.
Se pintan con aceite y se les hace un corte en forma de cruz en cada pan.

Cocción de los panes.
Se cocinan en horno bien caliente.
Se van rotando para que queden cocidos y dorados parejos.
Tiempo de cocción aproximados entre 10 y 15 minutos.
Se retiran y se pintan con agua.