Pancitos para el desayuno, dorados y tentadores

pancitos dorados para desayuno
pancitos dorados para desayuno

Con esta receta aprenderás a hacer unos muy tentadores pancitos para el desayuno. Ideales para rellenar con lo que más te guste, y para acompañar tu café o té. Manos a la obra!

pancitos dorados para desayuno
pancitos dorados para desayuno

Cantidad: 30

INGREDIENTES
60 gramos de manteca pomada
3 cucharaditas de sal gruesa
1 cucharada de miel
3 tazas de agua a una temperatura un poco más elevada que tibia ( 750cc. )
1/2kg de harina
3 cucharadas de leche en polvo
1/2 taza de agua a temperatura ambiente
60 gramos de levadura fresca o 2 cucharadas de levadura seca
1/2 taza de agua tibia
1/2kg de harina
3 cucharadas de aceite de oliva u otro
200 gramos de harina

Para pintar los pancitos
1 huevo batido con dos cucharadas de agua, y se espolvorea con un poco de azúcar

PREPARACION
Disolver la leche en polvo en media taza de agua y reservar.
Poner la levadura en una taza, agregarle el agua tibia e ir mezclando hasta que esté disuelta.

Preparación de la masa.
Poner en un recipiente grande, la manteca, la sal, la miel, y el agua.
Mezclar hasta que los ingredientes estén incorporados.

Agregar 500 gramos de harina en dos o tres veces mientras se va revolviendo para que vaya absorbiendo los líquidos.
Agregar la leche en polvo y la levadura mezclando continuamente con una cuchara de madera. De esta forma se va integrando aire a la preparación.

Incorporar 500 gramos más de harina e ir revolviendo hasta que esté integrada.
Por último añadirle las cucharadas de aceite.
Volcar la preparación sobre la mesa enharinada y con la harina restante ( 200 gramos ) ir formando la masa agregando la harina de a poco y a medida que se va necesitando.
La consistencia de la masa debe ser tierna.

Amasado.
Al llegar a este punto la masa no tiene una forma pareja y homogénea siendo además, su textura pegagoza.
La técnica del amasado consiste en trabajar la masa con ambas manos en forma enérgica hasta lograr que se torne suave, elástica y no se pegue ni en las manos ni en la mesada.

Primero espolvorear con algo de harina la mesada y la masa. Se trabaja con poca cantidad de harina cada vez.
Siendo aconsejable que cada vez que se necesite se espolvoree nuevamente. Esto evita que la masa absorba de entrada mucha harina quedando su textura dura.

Se apoya una mano sobre el borde inferior de la masa y con la otra se la va extendiendo en forma suave, para luego replegarla nuevamente
Estos pasos, de extender y replegar se repiten varias veces alternando estos movimientos con algunos golpes que se le da a la masa en forma enérgica.

Se toma entre las manos se levanta y se tira con fuerza contra la mesa dos o tres veces seguidas y se comienza nuevamente desde un principio repitiendo todos los movimientos.
Rápidamente se notan los resultados llevando solo algunos minutos este proceso.
La masa queda elástica, suave y no se pega ni en las manos ni en la mesada.

Descanso y levado de la masa.
Una vez pronta se forma un bollo alisándolo bien con las manos.
Se coloca en un recipiente grande y se tapa con un nailon ( plástico, poliuretano ) y luego con un paño.
Se deja en reposo hasta que alcance el doble de su volumen colocándolo en un lugar cálido para que facilete el proceso de levado. Entre 30′ y 40′ es el tiempo aproximado de duración de esta etapa.
Dependiendo de la calidez del lugar.

Armado de los pancitos.
Se vuelca la masa sobre una mesa ligeramente aceitada y se trabaja un poco dándole algunos movimientos para quitarle todo el aire. Se divide en tres partes iguales.
Se toma una porción y se forma un rollo que a su vez se divide en 10 partes iguales.
Formar con cada parte un pan en forma alargada. Apoyar la masa sobre la mesa ligeramente aceitada y con la mano apoyada, también aceitada hacer girar la masa en forma contínua, afinando un poco los bordes.

Acomodarlos en una placa limpia ( es decir sin enmantecar ni aceitar ) en forma encadenada.
Para poder apreciar como quedan las piezas una vez acomodadas, dirigirse a nuesta página principal de SoloPanes e ingresar a nuestra Sección Artículos y al Título [ Foto de las piezas acomodadas en forma encadenada ].

Una vez terminados de acomodar se apoyan sobre la cocina, se cubren con un paño y se dejan levar 10 minutos.
La temperatura del horno debe ser bien caliente.
Pasados 5 minutos se va cortando la superficie de los panes con una tijera, realizándoles varios cortes.
Pintarlos con el huevo batido en forma suave.

Cocción de los panes.
Una vez caliente el horno llevar los pancitos a cocinar colocándolos de forma que reciban mucho más calor de arriba que de abajo.
Ir rotándolos durante la cocción para que ésta se realize pareja.
Volverlos a pintar y continuar la cocción hasta que estén bien cocidos y dorados.

Y listos tus pancitos para el desayuno! Que los disfrutes!

Si desean conservarlos en el freezer se guardan en bolsas apropiadas una vez que éstos están tibios.