Rosca de Pascua rellena de coco


Es rica de verdad y vale la pena hacerla para fechas importantes como lo son Las Pascuas.

Cantidad: 1 rosca grande

INGREDIENTES
Espumado
60gramos de levadura fresca o 2 cucharadas de levadura seca
½ taza de agua tibia
1 cucharada de azúcar
2cucharadas de harina


Masa
6 tazas de harina (720gramos)
½ taza de azúcar (100gramos)
Pizca de sal
2 cucharadas de leche en polvo (si no se tiene se pude suprimir, la leche en polvo mejora la masa)
150gramos de mantequilla pomada
2 huevos
Leche cantidad necesaria para tomar la masa

Relleno de coco
300gramos de coco
3 huevos
¾ taza de azúcar (150gramos)
3 cucharadas de coñac o ron o cualquier licor a gusto

Baño de chocolate
170gramos de chocolate en barra semiamargo
170gramos de dulce de leche de buena calidad
170gramos de crema de leche
1 cucharada de glucosa

PREPARARACION
Espumado de la levadura. Poner en una taza, la levadura y el azúcar.
Agregarle el agua y batir con un tenedor hasta que se disuelva.
Luego incorporarle la harina mezclando.
Tapar la taza y dejarlo hasta que leve en un lugar cálido.
Aproximadamente puede llevar 10 minutos.

Preparación de la masa. Poner en un recipiente, la harina cernida junto con la leche en polvo, sal y el azúcar.
Hacer un hueco en el centro y colocar los huevos y la mantequilla.

Ir integrando todo en la harina y agregarle la levadura espumada.
Mezclar primero con una pala de madera y luego terminar de unir groseramente, con las manos. Agregarle leche (a temperatura ambiente o tibia), si es necesario para terminar de tomar la masa.

Continuar trabajando la masa con las manos y con la ayuda de un poco de harina.
Amasar hasta que se vaya transformando en una masa lisa, elástica y no pegajosa.
La masa debe resultar bien tierna. Eso se logra con el amasado.
Siempre insistimos en este detalle, porque las masas de levadura deben ser blandas para que queden realmente bien.

Formar un bollo y colocarlo en un recipiente grande como para que la masa pueda crecer el doble sin dificultad.
Taparlo con papel film (o adherente) y luego con un paño.
Esto ayuda a general calor en la masa levando más rápido. Una vez tapada con papel film lo que se puede hacer para apresurar su crecimiento, sobre todo en invierno, es llevarla a un microondas y programar 1 minuto al 60% de potencia.

Dejarla allí con la puerta cerrada para que conserve el calor.

Relleno. Mientras se espera el levado de la masa, se prepara el relleno.
Poner en un recipiente, el coco rallado, el azúcar y el coñac o licor elegido.
Incorporarle los 3 huevos previamente mezclados.
Revolver todo hasta que la preparación esté homogénea.

Masa nuevamente. Una vez levada la masa, retirarla del microondas y volcarla sobre una mesa ligeramente aceitada. Trabajarla un poco para desgasificarla y que tome el tamaño inicial. Dividir la masa en 5 bollos iguales.
Tomar un bollo y estirarlo en forma de cinta, de aproximadamente 10 o 12cm de ancho y unos 50cm de largo.
Apoyar la masa en otro lado para trabajar más cómodamente.

Volver a estirar el segundo bollo de la misma forma y tamaño.
Una vez estirado se vuelve a la masa estirada anteriormente y se unta con una espátula generosamente con el relleno, sin llegar a tocar los bordes.
Se cubre con la otra tira pronta. Se continúa de la misma forma con las tres restantes.

Armado de la rosca. Una vez utilizadas todas las tiras, se toman con las manos ambos extremos y primero se va torneando hasta la mitad de la masa uno de los extremos y luego el otro en sentido contrario. No es conveniente tornear demasiado pues se puede romper la masa y salir el relleno. Con un poco es suficiente para darle un toque diferente.
Finalmente se montan los extremos y se pintan con huevo batido.

Se apoya la rosca sobre una placa enmantecada y se deja en reposo hasta que aumente su volumen.

Cocción de la rosca. Una vez que notamos que ha aumentado su tamaño, la llevamos a un horno suave de 150º precalentado y la dejamos cocinar durante 12 minutos.
Subimos la temperatura del horno a 190º y se termina de cocinar en 20 minutos o de acuerdo al horno de cada uno.

Una vez cocida y dorada, se retira y se deja enfriar sobre una rejilla.

Baño de chocolate. Picar el chocolate y colocarlo en un bol.
Aparte, poner en una cacerola chica, el dulce de leche, la glucosa y la crema de leche.
Llevar al fuego e ir mezclando continuamente hasta que el dulce de leche y la glucosa estén disueltos y a punto de hervor.
Se retira y se vuelca sobre el chocolate, mezclando hasta que el chocolate se derrita por el calor.

Una vez disuelto, se va volcando sobre trozos de rosca hasta cubrirla bien con ayuda de una espátula. Continuar bañándola hasta que quede totalmente cubierta de chocolate.