Roscas caseras de albahaca y ajos


El aroma que deja la albahaca y el ajo en estos panes nos invita a disfrutarlos.

Cantidad: 2 roscas

INGREDIENTES
Espumado
30 gramos de levadura fresca o 1cda de levadura seca
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
½ taza de agua tibia


Masa
1/2kg de harina (500 gramos)
½ cucharada de sal
1 cucharada de azúcar
2 cucharaditas de pimienta
50 gramos de grasa de cerdo (manteca de cerdo)
2 tazas de agua (500cc.)
9 hojas de albahaca
5 dientes de ajo

PREPARACION
Espumado. Poner en un recipiente chico la levadura, el azúcar, la harina y la leche tibia mezclando suavemente hasta formar una crema. Tapar el recipiente y dejar espumar durante 10 minutos aproximadamente.

Aparte, poner en el vaso de la licuadora las hojas de albahaca, los dientes de ajo y una taza de agua. Licuar y reservar el líquido.

Masa. Poner en un recipiente grande la harina, la sal, el azúcar y la pimienta mezclando bien. Incorporar la grasa e integrarla con las manos.

Añadir la levadura espumada e ir mezclando hasta que se integre. Incorporarle el agua licuada con la albahaca y ajos revolviendo e ir agregando el resto del agua hasta terminar de formar la masa.

La textura de la masa en ese momento debe ser tierna y pegajosa.

Amasado. Volcar sobre la mesa enharinada y comenzar a amasarla trabajándola con ambas manos hasta que quede lisa y elástica ayudándose siempre con algo de harina. Cuando la masa no se pega más en las manos y en la mesa y podemos manejarla a nuestro antojo significa que está en su punto justo.

Formar un bollo y colocarlo en un recipiente ligeramente enharinado y que tenga espacio suficiente para que leve cómodamente y duplique su tamaño. Se cubre con papel film (nailon, papel adherente) y con un paño. Se dejan en un lugar cálido durante 40 minutos o hasta que su tamaño se duplique.

Armado de las roscas. Se puede armar una rosca grande o dos chicas.
Para hacer una rosca grande se vuelca la masa sobre la mesada y se desgasifica. Se divide en tres partes iguales, se trenza y se cierra.
Se apoya sobre una placa limpia y se pone en el centro un vaso o un envase de lata para que la rosca al crecer mantenga su forma. Se cubre con un paño dejándola sobre la cocina mientras el horno toma temperatura moderada de 170º.

Mientras el horno se va calentando la masa descansa nuevamente y leva.
Pintar con huevo batido y cocinar durante 15 minutos a esa temperatura, luego aumentarla a 200º para que termine su cocción más rápido y se dore bien.

Información que puede interesar. Para freezarlos una vez sacada la rosca del horno se ponen en una bolsa para freezer de alta densidad. Se cierra la bolsa y se deja hasta que esté tibia.
En ese momento se guarda en el congelador.
Una vez descongelada queda como recién sacada del horno.