Roscas de Pascua


Cantidad: 3 roscas

INGREDIENTES
Espumado
70gramos de levadura fresca o 2 y ½ cucharadas de levadura seca
½ taza de agua tibia
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina

Masa
1kg de harina
1 taza de avena (90gramos)
Pizca de sal
60gramos de cacao
½ taza de azúcar
Pizca de sal
2 cucharadas de anís en grano
100gramos de maníes y almendras tostadas y picadas
170gramos de manteca pomada (mantequilla)
3 cucharadas de aceite
2 huevos grandes
370gramos de mermelada de naranja (o limón, o a gusto)
1 taza de leche tibia (250cc.)
1 banana madura pisada
½ taza de licor de limón (125cc.)


Crema pastelera
1 taza de harina
6 cucharadas de azúcar
3 huevos
3 tazas de leche hirviendo (750cc.)
Vainilla

Varios
Chocolate en trozos

Relleno de una rosca
10 ciruelas picadas
100gramos pasas de uva
13 dátiles picados
Mistela o algún licor para macerar
30gramos de almendras peladas y fileteadas
70gramos de chocolate en barra o cobertura picado

Relleno de segunda rosca
30gramos de almendras peladas y picadas
100gramos de chocolate en barra picado
50gramos de nueces de pecan picadas
Mantequilla en trozos y azúcar

Relleno de tercera rosca
100gramos de dátiles picados
50gramos de ciruelas picadas
50gramos de pasas de uva
100gramos de chocolate en barra picado

PREPARACION
Espumado. Poner en una taza grande, la levadura, el azúcar y la harina.
Agregarle el agua tibia e ir mezclando hasta que se forme una crema.
Tapar el recipiente y dejar espumar durante 10 minutos en un lugar cálido.

Masa. Poner en un recipiente, la harina, la avena, el cacao, el azúcar, el anís en grano, la sasl, los maníes y las almendras picadas.
En otro recipiente poner los huevos, la leche tibia, la mermelada, la mantequilla blanda, el aceite, la leche tibia y la banana pisada.
Mezclar e incorporar a la mezcla de harina revolviendo groseramente hasta que esté incorporada.
Verter la levadura espumada y continuar mezclando hasta que esté todo unido y se desprenda del recipiente. Enharinar la mesa y volcar la preparación.
Trabajarla con las manos hasta terminar de armar la masa.

Amasado. Comenzar a amasar y a medida que la masa se pegue ir incorporando un poco de harina para facilitar el amasado
A medida que se va trabajando, la masa se va transformando en más sedosa, elástica y deja de pegarse en las manos y en la mesa.
Este proceso se realiza en aproximadamente 10 minutos.
Se pone en un recipiente con capacidad suficiente para que la masa pueda expandirse sin dificultad.

Levado de la masa. Se cubre el recipiente con papel film (plástico, poliuretano) y luego con un paño.
Esto permite que la masa genere calor levando más rápido.
Se deja en reposo en un lugar templado durante 30 minutos o hasta que haya duplicado su volumen.

Maceración. Se coloca la fruta en un recipiente y se cubre con mistela o el licor o bebida de preferencia dejándola en la heladera si es posible toda una noche.

Armado de los panes. Una vez que la masa ha levado se vuelca sin tocarla sobre la mesa ligeramente enharinada o aceitada. Se trata la masa con delicadeza moviéndola en forma suave lo que permite retirarle el aire acumulado y que vuelva a su tamaño original. Es lo que se llama desgasificar la masa. Se divide la masa en dos partes utilizando una de ellas mientras la otra se cubre con un paño.

La mitad de la masa se divide en 3 partes para formar las roscas.
Se toma una de ellas y se estira en forma rectangular. Lo mismo se hace con las dos restantes.
Se coloca la crema fría en una manga y se hacen tres bastones a lo largo de la masa en cada una de ellas.
Sobre la crema se distribuyen los dátiles, las ciruelas, las pasas maceradas, las almendras y trozos de chocolate.
Se doblan los bordes y se enrolla una de ellas formando un rollo y se coloca en una placa de horno enmantecada.
Lo mismo se hace con las dos restantes pero una vez enrollada se tornean y se colocan a ambos lados de la primera.

Se les hace unos cortes con tijera en la parte superior y se pintan con huevo batido.

La segunda rosca se divide en dos partes iguales.
Se estira de aproximadamente 30x10cm cada una.
Se unta con crema pastelera y e rellena con almendras, chocolate, nueces.
Se dan vuelta los bordes para que el relleno no se escape y se enrolla suavemente las dos tiras formando un cilindro.
Se unen por uno de los extremos y se va torneando y finalmente se unen los extremos dándole forma circular.
Se acomoda en una placa enmantecada, se pincela con mantequilla y se espolvorea con azúcar.

Se cubren con un paño y se dejan un rato hasta que leven nuevamente.
Se cocinan en un horno bajo al principio 165º y luego una vez bien levadas se aumenta la temperatura a 180º hasta que terminen de cocinarse.

Se retiran del horno y si se quieren congelar se guardan calientes en bolsas de freezer hasta que estén tibias para luego guardarlas en el congelador.
Hasta tres meses quedan como recién hechas.
Se pueden decorar con glasé, con crema pastelera, con fondant derretido, etc.