Pan de ajo o ajos saborizado con ajo en polvo

Para aquellos que gustan del pan de ajo pero no desean emplearlo en su estado natural se utilizó ajo en polvo que aporta igualmente el sabor.

Cantidad: 2 panes grandes

INGREDIENTES
Espumado
60 gramos de levadura fresca o
2 cucharadas de levadura seca
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
1/2 taza de agua tibia

Masa
3/4kg de harina ( 750 gramos )
1 y 1/2 cucharada de sal
1 y 1/2 cucharada de ajo en polvo
1 y 1/2 cucharada de orégano
1/2 taza de aceite
1 y 1/4 taza de agua tibia

Para pintar
2 cucharadas de aceite
orégano para espolvorear

PREPARACION
Espumado. Disolver la levadura, el azúcar y la harina en el agua tibia revolviendo hasta formar una crema.
Tapar el recipiente y dejar que espume durante 10 minutos en un lugar templado.

Masa. Poner en un bol, la harina, la sal, el polvo de ajo y el orégano mezclando bien.
Fomar un huevo en el centro y volcar el aceite y la mitad del agua tibia.
Revolver un poco como para que se integre estos elementos a la harina.

Mezclar la levadura y volcarla revolviendo nuevamente.

Luego el resto del agua tibia se incorpora de a poco hasta lograr formar una masa tierna y pegajosa.
En este caso el agua puede necesitarse toda o no dependiendo de la calidad de la harina.

Volcar la masa sobre la mesa enharinada y comenzar con el amasado.

Amasado. Durante el amasado, se trabaja espolvoreando con poca cantidad de harina cada vez que se necesite.
Siendo aconsejable espolvorear cada vez que la masa lo pida.
Esto evita que absorba de golpe mucha harina quedando luego su textura dura.

Se apoya una mano sobre el borde inferior de la masa y con la otra la vamos extendiendo con firmeza y con cariño.
Luego la plegamos nuevamente trayendo la parte alejada hacia nosotros.
Estos pasos se repiten varias veces seguidas para luego alternar estos movimientos con algunos golpes que se le da a la masa.

Como se golpea. Se toma la masa entre las manos se levanta y tira con fuerza contra la mesa dos o tres veces seguidas.
Se repiten nuevamente todos los movimientos desde su comienzo.

Estiro y repliego varias veces, tiro con fuerza la masa dos o tres veces y contínuo así.

Rápidamente se notan los resultados llevando solo algunos minutos este proceso.
La masa queda elástica, suave y no se pega en las manos ni en la mesada.

Punteado de la masa. Llegado a este punto se forma un bollo con la masa, alisándolo bien con las manos.
Se tapa con un nailon ( plástico, poliuretano ) y luego con un paño. Y se deja descansar para que la masa pueda relajarse bien y duplique su volumen dejándola en un lugar cálido.

Desgasificar. Una vez levada se unde el puño en la masa procediendo a desgasificarla.
La masa retoma su volumen inicial.

Armado de las piezas. A continuación se vuelca la masa sobre la mesa ligeramente aceitada y se divide en dos partes iguales.
Se toma una de estas partes y se divide en dos partes iguales.
Cada una de estas partes se hacen girar sobre la mesa formando un rollo que luego se cruzan formando una trenza doble.

Se acomodan en moldes alargados y aceitados de aproximadamente 35 centímetros de largo.
Se apoyan sobre la cocina, se pintan con aceite y se espolvorean con algo de orégano dejándolos que leven durante unos minutos.

Llevarlos a un horno bajo durante 10 a 12 minutos aproximadamente para que terminen su levado tranquilamente.
Una vez que la superficie de los panes está firme se aumenta la temperatura del horno en 180º o un poco más para que termine su cocción más rápido. Aproximadamente 20 a 25 minutos más o hasta que el pan esté cocido y dorado.

Se retiran y se desmoldan con cuidado apoyándolos nuevamente en una placa de horno.
Retornarlos al horno durante unos minutos más para que la base y los costados del pan terminen de secarse y formen corteza.

Retirarlos y dejarlos enfriar sobre rejilla.

Aclaraciones que ayudan. Los tiempos de levado son aproximados ya que depende de la temperatura ambiente donde se encuentra la masa durante este proceso. Lo mismo para los tiempos de cocción ya que depende de cada horno.
El pan se puede freezar perfectamente con excelentes resultados.
Un detalle, guardarlos enteros o en porciones o rodajas pero cuando aún está tibio. Al desfreezarlo queda como recién hecho.
Se pueden armar pancitos ( panecillos ) en lugar de trenzarlos.