Pan de ciruelas pasas para un te o preparar deliciosos sandwiches con él


Este pan queda muy bien cortado en rodajas finas, quitándole la corteza y armando unos sándwiches con 200gramos lengua cocida y procesada, 100gramos de panceta frita y procesada y 2 huevos duros. Terminar de unir el relleno con mayonesa a gusto. El pan debe envolverse tibio en papel film y colocarlo un rato en el congelador y antes que endurezca del todo, retirarlo y cortarlo.

Cantidad: 1 pan o 2 de acuerdo al tamaño del molde

INGREDIENTES
Espumado
30gramos de levadura fresca o 1cucharada de levadura seca
1cucharada de azúcar
2cuharadas de harina
½ taza de agua tibia (125cc)


Masa
200gramos de ciruelas pasas sin carozo
100gramos de mantequilla pomada
¼ taza de azúcar (negra, rubia o común)
3 yemas
1/2kg de harina (500gramos)
2 cucharaditas de sal

PREPARACION
Espumado de la levadura. Poner en una taza, la levadura y el azúcar.
Agregarle el agua y batir con un tenedor hasta que se disuelva.
Luego incorporarle la harina mezclando.
Tapar la taza y dejarlo hasta que leve en un lugar cálido.
Aproximadamente puede llevar 10 minutos.

Masa. Poner las ciruelas en un recipiente y cubrirlas con agua.
Dejarlas en remojo durante 1 hora.
Escurrirlas y reservar el agua.

Poner en un recipiente, la harina cernida junto con la sal y el azúcar.
Hacer un hueco en el centro y colocar las yemas, la mantequilla y las ciruelas escurridas y procesadas.

Ir integrando todo en la harina y agregarle la levadura espumada.
Trabajar con las manos hasta unir todo groseramente.
Si se necesitase más agua para formar una masa blanda, agregarle el agua que reservamos de las ciruelas.

Continuar trabajando la masa con las manos y ayudándose de un poco de harina.
Amasar hasta que la masa se vaya transformando en una masa lisa, elástica y no pegajosa.
La masa debe resultar bien tierna. Eso se logra con el amasado.
Siempre insistimos en este detalle, porque las masas de levadura deben ser blandas para que queden realmente bien.

Formar un bollo y colocarlo en un recipiente grande como para que la masa pueda crecer el doble sin dificultad.
Taparlo con papel film (o adherente) y luego con un paño.
Esto ayuda a general calor en la masa levando más rápido.

Colocar el recipiente en un lugar cálido, lejos de corrientes de aire.
Cuando el pan levó el doble, se retira del recipiente y se apoya sobre la mesa ligeramente enharinada.
Se apoya las manos sobre la masa y se mueve un poco para quitarle el aire que había juntado y que vuelva a su tamaño inicial.

Aceitar un molde con tubo central y colocar el pan allí.
Emparejarlo con las manos, cubrirlo y dejarlo levar hasta que le falte poco para llegar al borde.

Llevarlo a un horno precalentado a 200º (caliente) y dejarlo 10 minutos.
Luego bajarlo a 180º (moderado) durante 30 minutos o hasta que se note cocido y dorado. Para comprobarlo pinchamos el centro con un palito de brochette o un cuchillo y si sale húmedo pero sin nada adherido es que está pronto.

Se puede freezar. Se guarda caliente en bolsas de freezer. Se espera a que esté tibio y luego se freeza durante 3 meses.