Pan de rucula para hamburguesas

Pan de rucula
Pan de rucula

El pan de rucula es un pan ideal para comer hamburguesas vegetarianas o comunes, agregándole al pan lo que se nos ocurra.

Cantidad: esta receta de pan de rucula rinde 12 panes de 102 gramos cada uno

INGREDIENTES
Ingredientes para preparar la rúcula
1 atado de rúcula (aproximadamente 800 gramos)
2 dientes de ajo picados
3 cucharadas de aceite
½ taza de agua (125 cc)

Levadura
30 gramos de levadura o 1 cucharada de levadura seca o en polvo
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
½ taza de agua tibia


Masa
5 tazas de harina 000 o la que consigas (600 gramos)
½ cucharada de sal
1 cucharada de azúcar
1/3 de taza de aceite
2 cucharadas generosas de perejil y ajo picado

Para pintar
1 yema
2 cucharadas de agua
Semillas de sésamo (ajonjolí)

PREPARACIÓN DEL PAN DE RUCULA
Lavar las hojas de rúcula, escurrir bien y cortar en juliana.
Poner una cacerola al fuego hasta que esté caliente.
Agregar el aceite y la rúcula.
Mezclar bien e incorporar los ajos picados

Saltear la rúcula durante unos minutos.
Las hojas de rúcula deben quedar bien marchitas.
Retirar y dejar enfriar un poco.

Poner la media taza de agua en el vaso de la licuadora.
Agregar la rúcula y licuar hasta que se forme una preparación cremosa y homogénea. Reservar.

Levadura. Poner en una taza la levadura, el azúcar y la harina.
Agregar el agua y mezclar un poco.
Tapar el recipiente y aguardar hasta que la levadura fermente y leve.

Masa. Poner en un recipiente grande, la harina, la sal y el azúcar.
Agregar la rúcula licuada, el ajo y perejil y el aceite.
Mezclar hasta integrar los ingredientes.

Incorporar la levadura espumada y levada.
Unir todo hasta formar groseramente una masa.

Volcar sobre la mesa y amasar hasta formar una masa homogénea.
Si la masa estuviese demasiado húmeda agregar un poco de harina, (pero recuerden que las masas con levadura deben ser blandas para obtener los mejores resultados).

Empezar a amasar ayudándose con un poco de harina.
Continuar amasando hasta que la masa quede sedosa, elástica y se pegue poco a las manos y a la mesa de trabajo.
La masa tiende a ser más pegajosa que las comunes por los ingredientes que la forman.

Una vez terminada de amasar, formar un bollo.
Colocar el bollo en un recipiente que tenga suficiente espacio como para que la masa pueda duplicar su tamaño sin dificultad.

Cubrir el recipiente con papel film.
Colocar la masa en un lugar cálido para que leve más rápidamente.
Cuando la masa ha aumentado duplicando su tamaño estará pronta.

Masa del pan de rucula
Masa del pan de rucula

Volcar la masa sobre la mesa y amasar lo necesario como para retirar todo el aire acumulado y retome su tamaño inicial.

Armado de los panes. Dividir la masa en 12 partes iguales.
De contar con una balanza pesar 12 porciones de 102 gramos cada uno.
Tomar una porción y bollarla haciéndola girar con la palma de la mano hasta que quede como una pelota.

Apoyar cada pan en una placa de horno dejando un espacio entre una y otra.
Una vez acomodadas en la placa, presionar la superficie de cada una con la palma de la mano, ligeramente, para aplanarlas un poco.

Pintar cada una con yema de huevo aligerada con 2 cucharadas de agua.
Distribuir algunas semillas de sésamo (ajonjolí) sobre la superficie pintada.

Dejar que descanse la masa y leve.

Cocción del pan. Precalentar el horno a temperatura baja de 160º.
Cuando el pan está pronto (relajado y levado) llevar a cocinar durante 10 o 12 minutos.
Luego aumentar la temperatura a 200º y terminar de cocinar.

Dependiendo de cada horno en particular puede llevar aproximadamente 10 o 12 minutos más.