Pancitos integrales de miel y sésamo negro


Cantidad: 18

INGREDIENTES
40gramos de levadura fresca o 1 y ¼ cucharada de levadura seca
50gramos de mantequilla blanda o pomada
2 huevos
2 cucharadas de miel
3 cucharadas de sésamo negro
4 tazas de harina integral fina o gruesa (480gramos)
1 taza de leche (250cc.)

Para pintarlos
1 huevo
1 o 2 cucharadas de miel (de acuerdo al gusto de cada uno)


PREPARACION
Poner en un bol, la levadura fresca o seca, la mantequilla, los huevos, la miel y el sésamo.
Ir mezclando a medida que se van agregando los ingredientes hasta incorporarlos.

Por último incorporar la harina y la leche en forma intercalada siempre mezclando hasta formar una masa que se desprenda del recipiente.
Volcarla sobre la mesada previamente enharinada y comenzar a amasarla en forma continua, siempre ayudándose con un poco de harina a medida que se necesite. Sin excederse en el volumen de harina que se utiliza para que la masa no se endurezca.

Una vez que la masa ya no se pega en la mesada ni en las manos ponerla en otro recipiente que sea lo suficientemente grande como para que la masa pueda levar sin inconvenientes. Calcular que la misma duplicará su tamaño. Este recipiente se espolvorea con harina o se enmanteca o aceita antes, para evitar que la masa se pegue.

Taparlo con papel film y dejarlo en un lugar templado hasta que esté bien inflada llegue al borde del recipiente.

Volcar sobre la mesada ligeramente aceitada y desgasificar la masa moviéndola con las manos hasta quitarle todo el aire.

Dividirla en porciones y formar bollitos de 35 o 40gramos
Bollar cada uno bien para que mantengan su forma y colocarlos en una placa limpia.
Se cubren con un paño y se dejan aproximadamente 15 minutos sobre la cocina y tapados con paño para que leven.

Se pone la miel en una taza y se lleva al microondas unos segundos solamente para que al calentarse se licue un poco

Una vez levados se pincelan con huevo y luego con la miel.
Se llevan a cocinar en un horno precalentado, fuerte de 210º hasta que estén dorados y cocidos. Aproximadamente 15 o 20 minutos.

O también se pueden cocinar en un horno suave de 165º y luego de 10 minutos ir subiendo el horno hasta 190º para que terminen rápidamente su cocción.

Para freezarlos. Una vez cocidos se guardan en bolsas de freezer. Se cierran y una vez tibios se ponen en el congelador durante 3 meses.