Pancitos rellenos de queso crema

bol lleno pancitos

Estos panes rellenos de queso crema son una verdadera tentación. El queso crema es de aquellos sabores que junto con la miga de pan produce en boca un efecto sorprendente y maravilloso.

INGREDIENTES
Fermento
30gramos de levadura fresca o 1 cucharada de levadura en polvo
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
½ taza de agua tibia

Masa
4 tazas de harina más 2 cucharadas 000 (500gramos)
2 cucharadas de leche en polvo
½ cucharada de sal
¼ taza de azúcar (50gramos)
100gramos de mantequilla a punto pomada
3 huevos
1 taza de leche (250cc)


Relleno
300gramos de queso crema
1 cucharada de tomillo seco

PREPARACION
Fermento. Poner la levadura en un tazón.
Agregarle el azúcar, la harina y el agua tibia mezclando hasta disolver la levadura.
Tapar el recipiente y dejarlo unos 10 minutos hasta que fermente y leve.

Armado de la masa. Poner la harina, la leche en polvo, la sal y el azúcar en un recipiente grande o sobre la mesa de trabajo.
Agregarle la mantequilla e incorporarla a los ingredientes secos.

Formar un hueco en el centro y añadirle los huevos previamente mezclados y la levadura ya levada.
Mezclar todo lo húmedo con los ingredientes secos para formar la masa.
Ir agregándole la leche hasta formar una masa tierna y pegajosa.

Si la masa, para terminar de armarse necesitase más líquido, agregarle un poco más de leche.

Amasado. Amasar ayudándose con un poco de harina hasta lograr que la masa se torne lisa, elástica y ya no se pegue a la superficie de trabajo.
Formar un bollo y colocarla en un recipiente que tenga la capacidad suficiente como para que la masa leve cómodamente hasta duplicar su tamaño.
Colocarla en un lugar cálido.

Levado de la masa. Una vez levada volcarla sobre la mesa enharinada y amasarla un poco para retirar el aire que formó y retornarla al tamaño inicial.
Cortar porciones iguales de aproximadamente 70gramos o del tamaño que queramos.

Aparte, mezclar el queso crema con el tomillo seco.

Rellenar cada porción de masa con una cucharada de queso.
Envolver bien el relleno en la masa formando un bollo.
Bollarlo sobre una superficie lisa y ligeramente aceitada.
Se le da la forma bien redondeada con las manos, haciendo girar la masa hasta que quede bien lisa y redondeada.
Acomodar cada pieza terminada sobre una placa en forma encadenada.
Una vez terminadas todas las piezas se dejan levar aproximadamente 20 minutos en un lugar cálido.
Pintar las piezas con huevo batido y espolvorear con hojitas de tomillo.

Cocinar en un horno precalentado a 200º en la parte alta del horno para que se doren bien.
Si es necesario ir rotando los panes para lograr un dorado parejo.
Se cocinan aproximadamente 15 minutos.
El tiempo y la forma de cocción varían de acuerdo a cada horno.