Panes caseros sin sal a la caprese

plato panes caseros

Pensando siempre en brindar lo mejor hemos realizado este pan especial sin sal para quienes deben evitarla por patologías diferentes.

Cantidad: 8 docenas

INGREDIENTES
2 huevos
5 dientes de ajo
2 tazas de leche (500cc.)
1 y ½ taza de aceite
1 cebolla chica
1 tomate maduro
10 hojas de albahaca
250gramos de queso crema natural
100gramos de levadura fresca o 3 cucharadas de levadura seca deshidratada
1kg de harina blanca
1/2kg de harina integral fina
100gramos de harina de arvejas
1 cucharada de condimentos en polvo (formadas por distintas hierbas cuya presentación es en polvo) de no conseguir se puede sustituir por un conjunto de hierbas frescas licuadas o secas e incluirlas en la preparación así.


PREPARACION
Poner en el vaso de la licuadora los huevos, los ajos, la cebolla en trozos, el tomate cortado, las hojas de albahaca, el queso crema, la levadura y la leche tibia.
Licuar todo.

Masa. Aparte, poner en un recipiente grande las harinas y el condimento en polvo mezclándolas bien.
Ir incorporando los ingredientes licuados mientras se va removiendo con una pala de madera y se va intercalando el aceite.
Una vez todo incorporado y armada groseramente la masa volcarla sobre la mesada y comenzar a amasarla hasta que esté todo bien unido y quede una preparación homogénea.
Esta masa no lleva demasiado amasado porque se le va a dar forma de medallones, así el gluten no se desarrolla mucho y queda la masa más crocante.

Poner la masa en un recipiente lo suficientemente grande como para que la masa esté cómoda y pueda levar bien.
Se pone en el microondas 1 minuto al 60% de potencia y se deja allí que descanse tranquila el tiempo que sea necesario hasta que duplique su volumen.

Armado de los panes. Una vez pronta la masa volcarla sobre la mesada y moverla un poco para desgasificarla y que retome su tamaño inicial.
Se toma un poco de masa y se estira con el palote hasta que quede de 1cm de espesor aproximadamente.

Se corta con un cortante circular de 5 o 7cm de diámetro y se van a acomodando en placas limpias. Se cubren con un paño y se dejan descansar hasta que aumenten su volumen.

Se cocinan en un horno caliente de 200º precalentado. Y se colocan en la parte alta o en la rejilla más alta del horno durante 12 minutos aproximadamente o hasta que se noten cocidas y doradas.

Para congelarlos. Una vez retirados del horno se aguarda unos minutos y luego se ponen en bolsas de freezer (de alta densidad). Se cierran bien y se dejan allí hasta que estén tibios. Una vez tibios se congelan hasta 3 meses.