Panes trenzados de anís, semillas de hinojo y ricota


Estos panes resultan deliciosos al combinar el sabor del anís con la ricota.
Se pueden hacer panes chicos o bien trenzados a gusto de quien lo hace.
En este caso optamos por hacer los dos.

Cantidad: 13 panes chicos y 3 trenzas

INGREDIENTES
5 tazas de harina 000 (tres ceros)
300gramos de ricota
150gramos de manteca pomada (mantequilla)
1 cucharada de semillas de hinojo
2 cucharadas de anís en grano
3 huevos,
1 cucharadita de sal
3/4 taza de azúcar (150gramos)
3 cucharadas de licor de anís
3/4 taza de leche tibia
40gramos de levadura fresca o 1 cucharada y 1/4 de levadura seca


PREPARACION
Poner en un recipiente, la harina cernida junto con la sal y el azúcar.
Incorporarle las semillas de hinojo y el anís en grano. Mezclar.

Agregarle la mantequilla y la ricota integrándola con las manos hasta que quede la harina como granulada.

Semibatir los huevos e incorporárselos, siempre mezclando con una cuchara de madera.
Perfumar con el licor.

En uno de los bordes verter la levadura y agregarle la leche de a poco mezclando con la levadura hasta disolverla y luego integrarla a la harina. Mezclar primero y una vez que la masa se desprende de los bordes verterla sobre la mesada enharinada.

Comenzar a trabajarla con las manos amasándola en forma continua hasta que la masa cambie su estructura y se vuelva elástica, lisa y nada pegajosa.

Formar un bollo y colocarlo en un recipiente donde la masa quede cómoda y pueda realizar el proceso de levado con espacio suficiente como para duplicar su tamaño.

Para acelerar el proceso se puede llevar al microondas 1 minuto al 60% de potencia y luego dejarla allí con la puerta cerrada hasta que duplique su tamaño. Aproximadamente 30 minutos.
O bien se puede tapar con papel film y un paño grueso y dejar en un lugar cálido.
El resultado será el mismo con la diferencia de que puede demorar unos minutos más.

Una vez pronta la masa, se vuelca sobre el lugar de trabajo enharinado o ligeramente aceitado para poder trabajar bien con la masa. Se mueve un poco con las manos para desgasificarla. Se quita todo el aire formado y vuelve a tomar su tamaño inicial.

Se toma una tercera parte de la masa y se divide en 13 partes iguales formando panes chicos de 35 o 40 gramos. Se les da forma redonda bollándolos con las manos.
Se colocan sobre una placa limpia.

Con el resto de la masa se divide en tres partes iguales.
Cada parte se divide a su vez en 3 partes iguales.
Cada trozo de estira sobre la mesa formando un rollo del mismo tamaño.
Luego se hace una trenza de tres y se coloca en una placa limpia.

Se cubren con un paño y se dejan en un lugar templado hasta que leven.
Se pintan con huevo ligeramente batido o con yema y 1 cucharada de agua.

Se lleva a un horno de 190º hasta que leve totalmente, (10minutos aprox.) si se desea se puede volver a pintar y se termina de cocinar a 170º hasta que esté totalmente cocida y dorada. (25 o 30 minutos).
Pan congelado. La forma correcta de congelar los panes es retirarlos una vez cocidos y colocarlos en bolsas de alta densidad de freezer. Cerrar bien la bolsa y esperar hasta que estén tibios y luego congelarlos durante 3 meses por lo menos.