Rosca de queso deliciosamente rica


Es realmente un pan deliciosamente rico al mezclarse el queso en la miga del pan, le da un sabor a queso picantón que lo podemos emplear tanto en una comida como en un copetín.

Cantidad: 1 pan de 30cm de diámetro

INGREDIENTES
Espumado
60gramos de levadura fresca o 2 cucharadas de levadura seca
½ taza de agua tibia
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina


Masa
1kg de harina (1000gramos)
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de sal
Pimienta recién molida a gusto
1 taza de aceite
200gramos de queso parmesano rallado
Agua para tomar la masa

Para pintar
1 yema
3 cucharadas de agua
Queso rallado cantidad necesaria

PREPARACION
Espumado. Poner en una taza la levadura junto con las 2 cucharadas de harina y la cucharada de azúcar. Agregar el agua tibia y mezclar. Tapar y dejar hasta que leve y espume.

Masa. Poner en un tazón grande, la harina, el azúcar, la sal, la pimienta y el queso rallado. Mezclar todo.
Incorporar el aceite mezclando con una pala de madera.
Agregarle de a poco agua hasta formar la masa. Aproximadamente ½ taza de agua.

Una vez que la masa se desprende del tazón, volcarla sobre la mesa y comenzar a amasarla. Al principio nos ayudamos con un poco de harina, pero a medida que vamos amasando la masa se va transformando, tornándose más elástica, más lisa, más homogénea y ya no necesita harina porque no se pega ni en la mesa ni en las manos.

Formar un bollo con ella y ponerlo en un recipiente grande, enharinado.
El recipiente debe ser lo suficientemente cómodo como para que el bollo pueda levar hasta duplicar su tamaño.

Tapar el recipiente con papel film y colocarlo en un lugar cálido para que leve tranquilo todo el tiempo que sea necesario.
El tiempo que pueda llevar es relativo ya que dependerá de la calidez del ambiente.

Se le puede dar otra forma a la masa….

Tomamos un molde de savarin de 30 cm de diámetro y lo aceitamos bien, hasta los bordes superiores del molde.

Dividimos la masa en porciones de 50gramos.
Tomamos una porción y la bollamos con la mano hasta formar una bolita lisa y pareja. Lo mismo se realiza con el resto de la masa.

Se mezcla en un recipiente chico, la yema junto con el agua.
Sobre un papel se pone queso rallado grueso, generosamente.

Cada bolita, una vez terminada se pasa la parte superior por la yema y luego por el queso rallado. Se va acomodando en el molde aceitado, una casi al lado de la otra.
Y así se continúa hasta terminar la masa.

Se deja levar un rato hasta que su tamaño se vea agrandado.
Precalentar el horno a temperatura alta 200º aproximadamente 25 o 30 minutos.
O hasta que se note cocido el pan y dorada la superficie.