Pan de hamburguesa de polenta y puré de papas

Panes jpg

pan de hamburguesa con polenta
Pan de hamburguesa con polenta (harina de maíz) y puré de papas

¡Este pan de hamburguesa con polenta resulta realmente delicioso! Con una masa bien aireada y liviana, se puede utilizar para rellenar con fiambres, hamburguesas, milanesas o lo que prefieran.

Cantidad: 25

INGREDIENTES


Espumado
100gramos de levadura fresca o 3 cucharadas de levadura seca
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
½ taza de agua tibia

Masa
1kg de harina 000 (tres ceros) (o la que se tenga disponible)
1 y ½ cucharada de sal
140gramos de harina de maíz
1 y ½ taza de agua hirviendo (375cc.)
1 taza de aceite (250cc)
1 sobre de puré de papas de 5 porciones ( )
40gramos de mantequilla
1 cucharadita de sal
1 taza de leche (250cc)

Para pintar
1 yema
3 cucharadas de agua

 

PREPARACION

Este pan lleva más cantidad de levadura pues los ingredientes que lleva como polenta y puré requieren un mayor esfuerzo de la levadura para que leve.
Contrariamente a lo que parece queda un pan muy liviano y esponjoso.

Espumado. Poner la levadura en una taza grande.
Agregarle el azúcar, la harina y el agua.
Mezclar hasta disolver la levadura, tapar la taza y dejar levar en un lugar cálido.
Aproximadamente 10 minutos.

Se utiliza cuando la preparación está espumada y ha levado.
Preparación de la masa.
Poner la harina junto con la sal en un recipiente grande donde podamos armar la masa con comodidad.

Polenta. Colocar la harina de maíz en una cacerola chica.
Ir agregando el agua hirviendo de a poco y sin dejar de revolver hasta que esté bien integrada.
Llevar al fuego siempre revolviendo hasta que rompa hervor, espese y se forme la polenta.
Volcar la polenta sobre la harina blanca e ir mezclando con una pala de madera hasta integrarla a la harina.

Añadir el aceite y mezclar.

Puré. Seguir las indicaciones del envase solo hay una cantidad que varía, el agua que se redujo para que quede más espeso.
Poner en una cacerola 1 y ½ taza de agua, la sal y la mantequilla cortada en cubos.

Llevar al fuego e ir revolviendo hasta que la mantequilla esté disuelta y el agua esté hirviendo.
Apagar el fuego y verter la taza de leche.
Volcar en el líquido todo el sobre de puré. Revolver suavemente y dejar hasta que el líquido sea
absorbido por las escamas del puré y se transforme en un puré consistente.

Volcar el puré sobre la harina e ir mezclando hasta formar una masa.
Una vez formada la masa, se vuelca sobre la mesa enharinada y se trabaja amasándola hasta lograr una preparación húmeda pero homogénea.
Poner en un recipiente donde la masa esté cómoda y pueda levar sin dificultad.
Cubrir con papel film y un paño.

Para apurar el levado se puede poner en una bolsa de nailon para que concentre el calor.
Dejar que leve en un lugar cálido hasta duplicar su tamaño.
De acuerdo a la temperatura que se encuentra la masa demorará más o menos.

En un lugar bien cálido puede demorar 30 minutos.
Una vez levada la masa, se vuelca sobre la mesa de trabajo enharinada y se amasa un poco para desgasificarla.

Quitar todo el aire que había acumulado durante el levado.
Cortar porciones de masa de 100gramos cada una, para formar panes redondos (tortugas) bien grandes.
Tomar una porción en cada mano e ir bollándola sobre la mesa hasta que tenga la forma de una pelota.

Apoyarlo sobre una placa limpia dejando un espacio entre una y otra para que leven cómodamente.
Una vez puestos en la placa, taparlo con un paño y encender el horno a 200º (temperatura alta) y dejarlo que se caliente bien.

Poner los panes en la parte más alta del horno para que reciban más calor de arriba y puedan dorarse parejos.
Pasados 10 minutos retirarlos y pintarlos con la mezcla de yema y agua.
Volverlos al horno y terminar de cocinar.

Si desean agregarle semillas, los panes se pintan antes de ponerlos en el horno y se espolvorea con la semilla elegida.

Cómo se freezan. Se pueden freezar durante 3 meses sin problema. Se retiran del horno y se colocan calientes en bolsas de freezer. Se cierra la bolsa y se espera hasta que estén tibios.
Luego se colocan en el congelador.

Para descongelarlos se puede ir retirando de uno, colocarlos en el microondas unos segundos y tendrán pan como recién hecho todos los días.